Windows Server

Microsoft ha lanzado una versión nueva para su sistema operativo para servidores, Windows Server 2019, que viene acompañada de algunas mejoras respecto a la anterior. Más seguridad, un abanico más amplio de funciones, un manejo más sencillo, más soporte para Azure, Kubernetes y Linux: Windows Server 2019 trae novedades muy jugosas. ¿Qué aporta en concreto Microsoft con esta nueva versión de su sistema operativo?

Windows Server: todas las novedades de un vistazo

Microsoft ha concedido una nueva versión a su sistema operativo para servidores. Dos años después del último lanzamiento en el marco del Long-Term Servicing Channel (LTSC), Microsoft lanza una actualización que trae consigo importantes innovaciones, aunque, más que inventar la rueda, ha preferido optimizar las funciones que ya tenía. Después de un lanzamiento al mercado algo fallido (debido a un error, hubo que detener la entrega), Windows Server 2019 está ahora completamente operativo. ¿Qué características nuevas tiene el sistema?

¿Qué ha cambiado? Prestaciones de Windows Server

Microsoft se apoya en varios pilares para la nueva versión de Windows Server: más opciones de trabajo en una nube híbrida, mejor soporte para Linux, más seguridad con Shielded Virtual Machines, innovaciones en el sistema secundario de almacenamiento y la consolidación del Centro de Administración de Windows. Todos los cambios, más o menos importantes, giran alrededor de estos puntos cardinales.

Windows Admin Center y System Insights

Aunque no es totalmente nuevo, el Centro de Administración de Windows es una parte importante de Windows Server 2019. Se trata de una consola gráfica para administrar el servidor que puede manejarse desde el navegador. Se puede utilizar de forma remota y permite a los administradores controlar cualquier hardware conectado. Gracias a la conexión con Azure, el software proporciona un buen punto de partida para organizar una solución de nube híbrida. Sin embargo, el Centro de administración de Windows no sustituye completamente a la Herramienta de administración del servidor remoto (RSAT), que debe seguir utilizándose en paralelo.

Hybrid Cloud y Azure

Con Windows Server 2019, Microsoft da un paso más hacia la tecnología cloud. En esta nueva versión, el papel de Azure no se limita a la interfaz dentro del Centro de Administración. El Azure Network Adapter conecta la plataforma de computación en la nube con el servidor local con una conexión VPN entre ambos sistemas muy rápida y que no requiere hacer muchos ajustes. A esto se añaden funciones tales como Azure Backup, Azure Update Management, Azure Site Recovery y otras herramientas que funcionan a través de la nube y tienen como objeto la seguridad.

Linux

Windows Server 2019 facilita la integración de Linux permitiendo ejecutar contenedores Linux y contenedores Windows en el mismo host. En la tienda de Microsoft ahora también pueden descargarse las distribuciones de Linux para Subsystem for Linux, lo que permite ejecutar aplicaciones en el servidor que en realidad están pensadas para Linux. Esto también incluye a Bash, la consola libre de Linux.

Container y Kubernetes

Kubernetes desempeña un papel más importante que antes en Windows. Se ha ampliado el apoyo al sistema de orquestación, de modo que ahora los contenedores Windows Server, Hyper-V, Docker y Linux también se pueden usar juntos con Kubernetes como gestor central. Microsoft también ha mejorado las imágenes para los contenedores. Otra novedad es la imagen de contenedor “windows”, que tiene un mayor rango de funciones que las conocidas imágenes "windowsservercore" y "nanoserver".

Security

Windows Server 2019 aborda la seguridad de varias maneras. Por un lado, el nuevo sistema operativo para servidores accede a los servicios desde la nube: Windows Defender Advanced Threat Protection supervisa el servidor en busca de malware y detiene los procesos clasificados como peligrosos. Con el servicio en la nube, Microsoft también quiere combatir los ataques Zero-Day y los root kits. La conexión entre Azure y Windows Server 2019 también permite a los administradores usar las características de Azure AD para sus conceptos de seguridad.

Como funciones de protección adicionales, Microsoft utiliza máquinas virtuales blindadas (Shielded VM). Estas máquinas virtuales seguras permiten realizar las tareas más sensibles ahora también en los servidores Linux, que se pueden blindar de esta manera. Por último, también se ampliaron las posibilidades de encriptación: con la versión 2019 ahora es posible encriptar la transferencia de datos entre máquinas virtuales.

Storage

La nueva versión del servidor incluye varias modificaciones en el área de almacenamiento. Con el Storage Migration Service, Microsoft simplifica el cambio a la nueva versión del sistema operativo, pero también la migración a la nube, si así se desea. Además, Microsoft ha mejorado el Storage Space Direct dotándolo de una mayor velocidad y estabilidad. La escalabilidad también ha mejorado significativamente llegando ahora hasta los 4 petabytes por clúster.

El área del almacenamiento se completa con Storage Replica: ahora el servicio de backup también está disponible para los usuarios de la versión estándar, aunque en una versión reducida. Solo se puede crear una única réplica con un tamaño máximo de 2 terabytes.

Los cambios más relevantes: Windows Server 2019 vs. 2016

¿Qué ha cambiado exactamente? La tabla que presentamos más abajo muestra qué ha cambiado respecto a Windows Server 2016. También se han reseñado funciones que se descartaron en el cambio de versión porque, o bien ya no son necesarios, o han sido sustituidos por otras funciones.


<a onclick=Tutoriales En Linea" class='avatar avatar-64 photo' height='64' width='64'>
  • Autor:
  • Editor:
      Tutoriales En Linea
  • Fecha:2019-03-04
  • Categorias: Microsoft Windows Servidor Noticias Tutorial



Información
Usuarios que no esten registrados no pueden dejar comentarios, te invitamos a que te registre!